La mashua negra: el oro negro andino que vence al cáncer

La mashua negra, es un tubérculo andino muy parecido a la papa y la oca, que aporta con grandes propiedades farmacéuticas y curativas al cuerpo humano. Según estudios, este alimento con proteína, carbohidrato y antocianina es anticancerígeno, y es capaz de tratar el cáncer del colon, piel y próstata. Cultivada desde la cultura preincaica, este alimento crece en mayor cantidad en las alturas del distrito de Yanacancha, en la provincia de Junín.

atencion-mashua-negra-es-an-jpg_604x0

Considerado como el tubérculo que vale oro, la mashua aporta entre 9 mil y 10 mil unidades de antioxidantes, manteniendo las células jóvenes, aportando también a la desinflamación de los riñones. Algunos médicos recomiendan su consumo, ya que es un alimento muy saludable, claramente acompañado por una rutina de ejercicios.

La mashua negra, crece en pisos altitudinales superiores, para cultivarlo no se requiere el uso de pesticidas, o fertilizantes. Este alimento es capaz de repeler parásitos y/o insectos, además de soportar crecer en las heladas. Por lo general, su plantación demora entre siete u ocho meses.

Propiedades y beneficios del oro negro

Las estadísticas mencionan que, aproximadamente, el 80% de hombres podría padecer cáncer de próstata, siendo la buena alimentación una de las principales armas para prevenirlo. Dentro de la gama de productos que pueden ser útiles para cuidar la salud y evitar este tipo de enfermedades se encuentra uno cuyo prestigio empieza a crecer gracias a sus propiedades: la mashua negra, un tubérculo que destaca por su alto porcentaje de antocianina, conocida por ser un potente antioxidante.

Según los consumidores de la medicina natural, este tubérculo andino, considerado el oro negro anticancerígeno, podría ayudar a eliminar los cálculos renales, la anemia y las dolencias prostáticas. Además, es rico en proteínas, carbohidratos, vitamina c y fibra, lo que le permitiría ser una poderosa protección contra bacterias como la Escherichia coli, Staphylococcus y la Candida albicans.

La mashua negra se puede conseguir en ferias ecológicas y suele ser consumida cocida o soasada, en purés, fritos, sopas e, incluso, en postres, gracias a su agradable sabor similar al de la chicha morada.

El poder de las antocianinas en la mashua negra

No es un secreto que la mashua negra posee altos porcentajes de antocianinas, pero ¿qué significa? Esta palabra se le da al pigmento natural de tono azul-púrpura que presentan algunos alimentos. Su poder curativo responde principalmente al colágeno corporal, provocando su síntesis, además de impedir que los oxidantes dañen el tejido conectivo; inflamaciones y/o alergias.

La antocianina puede aportar a la mejora de la visibilidad, es decir, este compuesto fortalece la micro circulación ocular y capilares. Asimismo, otro de los atributos que brinda es la protección del corazón, debido a su gran cantidad de antioxidante, vitaminas C y E, siendo muy beneficiosa para los que sufren problemas cardiovasculares.

También es recomendable para vigorizar la circulación de los vasos sanguíneos, estornudos por estaciones de frio, lesiones causadas por alguna resistencia física, cansancio visual por estar mucho tiempo en la computadora y vitalizador para la piel, rejuveneciendo el colágeno del cuerpo.

La mejora de la mashua negra en el cuerpo humano

Adiós a las alergias: la mashua negra inhibe la liberación de  histamina, leucotrienos, y enzimas inflamatorias. Además, permite controlar los procesos alérgicos como el asma, fiebre del heno, ácaros, entre otros.

Renueva tu piel: las fibras como la elastina y el colágeno aportan a mejorar la piel manteniéndola más tersa, fuerte y flexible. Conforme pasen los años, las fibras de la epidermis disminuyen, a consecuencia de esta acción la tez de la persona empezará a perder la firmeza y será más propensa a las arrugas. Consumir mashua negra, generará mayores niveles de colágeno y vitamina C, que renovará la piel de quien la digiera.

No más dolor e inflamación: la mashua negra impide metabolitos inflamatorios, es decir, ayuda a las lesiones deportivas. También facilita la salida de líquidos acumulados, reduciendo los dolores, hinchazones y congestión del cuerpo humano.

Instituto Latino

Av. Arequipa 907 – 915, Lima.

Telf. 3324848   /   Whatsapp. 956999275

www.latino.edu.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *